Verduleros a la quiebra por la falta de efectivo

Verduleros a la quiebra por la falta de efectivo

86
0
Compartir

La falta de efectivo también los tiene contra la pared

Pagar Bs. 400 mil y Bs. 600 mil por sacos de verduras y hortalizas se ha vuelto imposible para los vendedores agrícolas quienes aseguran que la especulación en el mercado mayorista de Coche los tiene quebrados y sin poder llenar sus puestos.

 

Muestra de este gris panorama son los puestos del mercado comunitario de Catia la Mar donde cada vez son menos los que luchan por “vender y llevar algo a la casa”. Ramón Mendoza indicó que “para poder llenar lo tenemos que tener un promedio de Bs. 20.000.000 que no los hace nadie por los altos precios”.

Resaltó que son muchos los compañeros que han decidido tirar la toalla porque “así reúnas una plata cuando subes a Caracas son precios hasta el doble de caros. Por ejemplo la semana pasada compré el kilo de cebolla a Bs. 8.000 y ya esta lo pusieron en Bs. 15 mil, la gente se queja y no compra”.

Unos cuantos rubros y a cuenta gotas se exhiben en su local que es de los pocos operativos, la mayoría están tapados con sábanas a la espera de que mejore la situación. “Antes con Bs. 500 mil uno cargaba de todo ahora eso es más o menos lo que cuesta el saco de zanahorias que no se ve por ningún lado”.

De paso en el mercado mayorista solo les venden “a los que tengan en efectivo, fui esta semana y si conté cuatro puntos de venta fue mucho. Cómo vamos a tener para comprar si en los bancos diario lo que dan son Bs. 10 mil y Bs. 20 mil” dijo otro vendedor que además afirmó que las ventas al detal han caído en más de 60% por este mismo factor.

Sembrar tampoco es rentable

Y si comprar a mayoristas parece ser un dolor de cabeza sembrar en sus propias parcelas no se queda atrás ya que los insumos entregados en Agropatria los obliga a recurrir al mercado bachaquero donde un saco de fertilizante no baja de Bs. 150 mil cuando su precio legal no supera los Bs. 20 mil.

“Nada más un kilo de semillas de cilantro pasa de Bs. 300 mil y es por eso que está sobre los Bs.20 mil de venta al público. Actualmente solo siembro aguacate y más que todo verduras de demanda como yuca o ñame porque las hortalizas son más caras de sembrar y por su precio nadie las compra” expresó Miguel Armas, productor del sector Cataure en Carayaca.

Afirmó que cada vez son menos los productores que tienen ingresos suficientes para hacerle cara a la siembra para venta, la mayoría está “solo sembrando para el consumo propio porque dedicarse a esto ya es demasiado caro”.

 

La Verdad de Vargas / María Elena Moreno

memlaverdad@gmail.com