Crítica producción de carne y leche

Crítica producción de carne y leche

157
0
Compartir

El presidente de la Sociedad Regional de Ganaderos de Occidente, SORGO, Luis Bernardo Meléndez, destacó que hoy en día los productores agropecuarios están en una retrospectiva en la manera de producir porque le han cortado todos los canales de proveedores como son alimentos, vacunas, minerales y úrea.

Ante esta situación, los obligaron a regresar 70 años atrás y los ganaderos tienen que buscar las fórmulas antiguas, como por ejemplo, curar los animales con aceite quemado, algo de yodo, y de formol y para lograr en cierta medida una limpieza de las arterias y venas para eliminar los parásitos, por vía intravenosa se utilizan algunos centímetros cúbicos de creolina en aceite comestible.

“El alimento, en el peor de los casos, se redujo en un 60 %, por cuanto en los potreros se ha disminuido la producción de forraje, producto de la escasez de úrea, que es nula y al no poder hacer al año 200 kilos por hectárea, la producción en kilos se rebaja en un 60 %”, expresó Meléndez. A su criterio, es una situación muy grave y por eso, se disparan los precios.

La poca producción nacional de carne no cubre las necesidades del mercado y una manzana se debe “picar” hasta 100 partes; entonces, llega el impacto de baja producción por no existir el respaldo hacia los productores. “Todos los problemas del campo son graves, se van acumulando como la inflación; se arrastran tres años de verano y 18 años de inasistencia al sector privado por carencia de suministro de las cuatro partes básicas mencionadas anteriormente, sin contar que hoy en día, muchos ganaderos pararon máquinas y equipos porque es imposible su reparación”, precisó el presidente de SORGO.

Asegura que reparar los tractores que laboran las tierras para la producción de pasto y las maquinarias que compactan la paca de heno, sale a precios inaccesibles. 40 % de productores de pacas de heno ha paralizado las máquinas porque los costos de reparación son elevados. “Un caucho de un tractor de 120 caballos de fuerza cuesta entre 8 y 10 millones de bolívares. Doble transmisión, entre 3 y 10 millones; una visita de un mecánico para revisar sale en 350 mil, y si se llevan la bomba de inyección su reparación cuesta entre 7 y 8 millones y luego para instalarla, se deben pagar otros 350 mil bolívares”, explicó.

El Informador / Yiliana Fernandez