Citricultores esperan que el Gobierno declare “formalmente” la emergencia fitosanitaria

Citricultores esperan que el Gobierno declare “formalmente” la emergencia fitosanitaria

66
0
Compartir

La situación que atraviesan los citricultores del país por el desarrollo de una enfermedad conocida como “Dragón Amarillo”, una bacteriosis transmitido por un insecto conocido como Diaphorina Citris puede traer consecuencias nefastas para las 35.000 hectáreas de cítricos que existen en Venezuela.

A pesar que la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) ha venido alertando sobre la proliferación de la enfermedad desde hace más de siete meses y hasta los fitopatólogos y laboratorios del país diagnosticaron su presencia, aún el Gobierno Nacional no ha declarado la emergencia fitosanitaria a través de una normativa legal.

Rafael Cabrera, presidente de la Asociación de Citricultores de Yaracuy y miembro de Fedeagro manifestó que se requiere con urgencia declarar la emergencia fitosanitaria, aplicar los protocolos para combatirla y activar medidas para que los productores puedan sobrevivir y continuar en el campo.

“El Gobierno a puerta cerrada reconoce que existe el problema pero no actúa pronunciándose con una providencia administrativa donde se defina todo ese marco legal para combatir la enfermedad. (…) No entendemos la demora en formalizar una emergencia. Nada de esto ha sucedido y el INSAI ha actuado con mucha indiferencia y cada día más plantas de cítricos se están perdiendo y a futuro de continuar así la citricultura a nivel nacional va a desaparecer completamente”, alertó.

Nuevamente hizo un llamado de atención al Gobierno Nacional para que se avoque de inmediato en un plan de emergencia que debería iniciar con fumigaciones químicas y biológicas, así como también un plan nacional de certificación de plantas de cítricos libre de virus y enfermedades para empezar a reemplazar y sustituir dichas plantas a nivel nacional.

Minuta Agropecuaria