Arroz con múltiples nutrientes contra la malnutrición

Arroz con múltiples nutrientes contra la malnutrición

93
0
Compartir

Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich ha logrado desarrollar una variedad de arroz con múltiples nutrientes (hierro, zinc y betacaroteno), que se perfila como una solución para luchar contra la malnutrición en los países en vías de desarrollo. Se trata de la primera variedad que produce más de dos micronutrientes a la vez.

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Biotecnología Vegetal de la ETH Zürich (Escuela Politécnica Federal de Zúrich, Suiza), ha dado a conocer el desarrollo de un arroz con múltiples nutrientes, ideal para hacer frente a la malnutrición aportando al organismo diferentes micronutrientes. Las plantas de arroz han sido modificadas genéticamente para que produzcan hierro, zinc y betacaroteno en cantidades suficientes para satisfacer las necesidades diarias del organismo.

Desde hace varios años, investigadores de diferentes partes del mundo han trabajado para desarrollar un tipo de arroz que pudiera satisfacer las necesidades alimentarias y aportar nutrientes esenciales al organismo, un ejemplo es el famoso arroz dorado, variedad de arroz modificada genéticamente para producir más cantidad de betacaroteno, precursor de la pro vitamina A, de ahí que adquiera una tonalidad tan amarillenta y se le denomine ‘arroz dorado’. También se puede citar una variedad de arroz con un elevado contenido en hierro ideal para utilizar en aquellos países en vías de desarrollo donde la anemia por la carencia de hierro en la alimentación es una tónica habitual.

El arroz es un alimento básico que en muchos países en vías de desarrollo, sobre todo en el continente asiático y africano, puede saciar el hambre, pero lamentablemente contiene muy pocos micronutrientes esenciales, lo que deriva en una malnutrición, de ahí que durante años se haya estado investigando para obtener una variedad que fuera mucho más nutritiva. La mayoría de nuevos arroces modificados genéticamente presentados hasta hace poco tenían en común que sólo podían proporcionar un micronutriente, el sueño de los expertos era poder desarrollar una variedad que aportara diferentes micronutrientes, convirtiendo el arroz en un alimento muy completo.

Un grupo de expertos del International Rice Research Institute (IRRI) presentó el año pasado una variedad con un mayor nivel de hierro y zinc, siendo una gran solución en la lucha contra la malnutrición, la anemia y otras enfermedades asociadas a la falta de hierro y zinc en la dieta. El nuevo arroz supuso un gran avance en el desarrollo de alimentos multinutrientes, pero ahora se presenta un tipo de arroz aún más completo, ya que produce en mayor cantidad tres nutrientes, hierro, zinc y betacaroteno, siendo la primera vez que se logra desarrollar una variedad que proporcione más de dos micronutrientes.

Arroz manipulado genéticamente

Lo que han hecho los investigadores es trabajar con la variedad de arroz NFP desarrollada hace años con un mayor contenido en hierro, para transformarla en una super variedad que también produjera un alto contenido en zinc y betacaróteno, siendo la prueba de que es posible crear alimentos que combinen diferentes nutrientes esenciales que pueden resultar muy eficaces en la lucha contra la malnutrición. La nueva planta contiene cuatro genes diferentes que mejoran el contenido nutricional de los granos, la técnica supone una gran ventaja tanto de tiempo como de efectividad, ya que de lo contrario, sería necesario realizar cruzamientos de las diferentes líneas de arroz con los micronutrientes deseados para intentar desarrollar la variedad que aglutinara los tres elementos en las cantidades deseadas.

De momento se trabaja en la nueva variedad que en la actualidad está en fase de pruebas, aunque el contenido en betacaroteno es superior al del arroz de la variedad japónica original, este es hasta 10 veces inferior al del arroz dorado de segunda generación, variante mejorada del arroz dorado original, lo que indica que será necesario seguir trabajando para incrementar los niveles de los nutrientes. Ahora se trabaja para determinar si los rasgos de los micronutrientes y las propiedades agronómicas se mantienen en el cultivo al aire libre del mismo modo que se mantienen en las pruebas realizadas en invernaderos.

Los expertos comentan que el año que viene el nuevo arroz se cultivará en campos de experimentación, pero se desconoce cuánto tiempo será necesario que pase antes de que el arroz mejorado genéticamente alcance el mercado. Los investigadores explican que probablemente pasarán al menos cinco años hasta que esto suceda y se pueda utilizar el arroz para luchar contra la malnutrición.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, y en este artículo publicado en la revista científica Scientific Reports.

Gastronomía y Cía