5 Razas de perros pequeños que no crecen

5 Razas de perros pequeños que no crecen

439
0
Compartir

Numerosos estudios demuestran que tener un perro es algo muy beneficioso para nuestra salud, sobre todo a nivel psíquico, y dependiendo del tipo de perro que elijamos, los beneficios o ventajas serán unas u otras.

Los perros pequeños son los animales de compañía más comunes en la mayoría de los hogares y es por eso por lo que este artículo va dedicado a ellos. Si quieres profundizar más sobre estas encantadoras mascotas, no olvides visitar Aperrados.com para encontrar más información sobre las razas de perros pequeños.

Y ahora sí, vamos a ver nuestro top 5 de razas de perros pequeños que no crecen.

caniche

Caniche Toy

El Caniche Toy es la más pequeña de las cuatro variedades de Caniche que existen: gigante, mediano, enano y toy. Su pequeño tamaño, su inteligencia y su elegante pelo rizado han conseguido en Estados Unidos posicionarlo entre las tres razas más numerosas, junto al Cocker Americano y al Labrador.

Durante los siglos XVI y XVIII, comenzaron a cruzar a los Caniches Standard más pequeños con el fin de obtener el Caniche Enano. Antes de que los Caniches Enanos llegaran a popularizarse,  los criadores se dispusieron a crear un perro aún más pequeño, el Caniche Toy. Aunque la raza ya existía hacía muchos años, no fue reconocida oficialmente hasta 1984.

Son mascotas que pesan unos 4 kilos y son grandes perros de compañía: juguetones, fieles y tranquilos, se caracterizan y reconocen por su espeso pelo rizado.

Conviene que el Caniche Toy conviva con personas tranquilas, ya que se ha observado que de lo contrario puede estar siempre tenso y nervioso, incluso desarrollar crisis de ansiedad.

Chihuahua

Chihuahua

Los orígenes del Chihuahua son susceptibles a crear polémica. La hipótesis más aceptada es la que dice que procede del techichi, un perro criado por los toltecas, pueblo que precedió a los aztecas en México.

Hacia 1850, en el pueblo de Casas Grandes, perteneciente al estado de Chihuahua, los campesinos mexicanos vendían a los turistas estadounidenses unos perros parecidos a las antiguas representaciones aztecas del techichi. A partir de entonces, a estos perros se les empezó a denominar Chihuahuas.

El carácter de esta raza varía mucho según el ambiente familiar que le rodee. Puede ser cariñoso y tierno o juguetón y caprichoso. A pesar de ello, al Chihuahua destaca por ser un perro inteligente, tenaz, malicioso, astuto, muy observador y que sabe salirse siempre con la suya. Le gusta la compañía de perros de su misma raza.

Australian Terrier

Australian Terrier

El Australian Terrier procede de cruces entre varias razas de Terriers introducidas en el continente australiano por los colonos británicos. Originariamente fue criado para cazar conejos y otros roedores, para controlar la población de serpientes, para salvaguardar rebaños y como pastor de ovejas.

Aunque pesa alrededor de 6 kilos y mide unos 25 centímetros, es un perro con personalidad y carácter, que siempre está alerta por su naturaleza de cazador. Aun así, no deja de ser una mascota afable y divertida.

Este gran cazador no dudará ni un instante en salir corriendo detrás de una ardilla, de un conejo o de un gato con intenciones no muy agradables y, si el perro no está perfectamente adiestrado, por mucho que lo llamemos puede que desaparezca durante bastante tiempo.

bichon_maltes

Bichón Maltés

Los ancestros del Bichón Maltés proceden de las ciudades marítimas del Mediterráneo. Se usaban para cazar a las ratas y ratones que se colaban en los barcos y almacenes. Las primeras referencias que tenemos de este perro se remontan a la época egipcia.

Es inteligente, vivo, cariñoso y ágil y siempre está atento a su alrededor, sin quitar ojo de lo que hacen sus dueños, por los que siente un gran apego. Si se le deja solo mucho tiempo puede llegar a sentirse abandonado y desgraciado, por lo que es importante dedicarle tiempo y cepillarlo a diario.

Carlino

Carlino

El Carlino procede de China. Ya en el siglo II A.C., había documentos del Carlino como miembro de la realeza, con un espacio propio en Palacio y con sus propios sirvientes. En el siglo V, también se encontró documentación asociando al Pug con los antiguos emperadores. En cuanto a la raza, probablemente descienda de distintos cruces entre Pekineses y pequeños Mastines.

El Pug es un perro bonachón y cariñoso, especialmente con los niños. Posee un temperamento equilibrado, es muy valiente y su pequeño tamaño no le impide enfrentarse o defenderse de perros más grandes. Disfrutará haciendo ejercicio al exterior, aunque lo que más le gusta es la cálida temperatura de entornos interiores.

Panorama / Pablo Hernández